CAPADOCIA EXPRESS EN UN DIA

capadocia tour en 2 dias

TUna manera exclusiva y rápida de visitar Capadocia desde Estambul

¿Dispone de escaso tiempo tras su visita a Estambul? Les ofrecemos un exclusivo viaje de ida y vuelta a Capadocia en dos días, para que se maraville ante los portentos geológicos de esta región turca, ya sea descubriéndolos en 4×4, squad, motocicleta o en globo; un destino obligatorio en su viaje a Turquía.

 

DIA 1

Estambul – CapadocIa

Por la tarde, traslado al aeropuerto para tomar el avión a Kayseri. De Kayseri continuamos a Capadocia (85 kms). Llegada al hotel, cena y alojamiento.

DIA 2

Capadocia

Todo el día dedicado a explorar y descubrir esta fascinante región, única en el mundo, en la que junto a su fantástico paisaje lunar con bellas y extrañas formaciones de lava procedentes de la erupción del Monte Erciyas y de la acción de la erosión, encontraremos infinidad de pequeñas poblaciones, iglesias y otros lugares interesantes: el Valle de Göreme, increíble complejo monástico bizantino integrado por iglesias excavadas en la roca, con bellísimos frescos, los pueblitos trogloditas de Paşabağ en Zelve, la fortaleza natural de Uçhisar, Ortahisar, las chimeneas de hadas de Ürgüp, conos de piedra coronados por rocas planas; Avanos, pueblo de centros artesanales y tejeduría, entre otros parajes increíbles. También puede visitar una ciudad subterránea. Estas ciudades fueron construidas como refugios por los cristianos de la época y se componen de varios pisos bajo tierra, ventilados por chimeneas, donde se pueden admirar los dormitorios comunes, las cocinas y los comedores. Finalizamos el día con la visita a un taller artesanal de alfombras. Por la tarde, traslado al aeropuerto, llegada a Estambul y traslado al hotel.

Si carece del tiempo necesario para visitar Capadocia como ese fascinante sitio merece, no dude en solicitar esta excursión express, diseñada exclusivamente para usted… ¡Capadocia lo vale!

CAPADOCIA, PAIS DE LOS BELLOS CABALLOS

La situación geográfica de Capadocia la hizo encrucijada de rutas comerciales durante siglos, y también objeto de continuas invasiones. Hoy día es una ruta imprescindible para el turismo del país. Capadocia está llena de rincones, sitios de interés y rutas para los amantes del senderismo y aventura. Es difícil hacer un resumen acerca de lo que se puede ver en Capadocia. Desde el pequeño pueblo de Göreme lo mejor es caminar, caminar por los senderos, repletos de maravillas. El paisaje selenita es, posiblemente, de los más bellos y sorprendentes del mundo. Las chimeneas de las hadas crecen por doquier, creando un panorama embriagador.

Capadocia, fue el nombre de una zona antigua en el este de Asia Menor (actual Anatolia), que significaba ‘’El País de los Bellos Caballos’’ probablemente en idioma de los Hititas o de los Persas, los caballos de la región cobraron fama por ser ofrecidos como regalo a los reyes Asurbanipal, de Asiria, y Dario y Jerjes, de Persia.
Esta región se extendía desde Ponto Euxino (actualmente Mar Negro) a los montes Taurus (actualmente Toros) en la peninsula de Anatolia. Pero hoy día, si se intenta encontrar en el mapa, el nombre de Capadocia no es mencionado en muchos ya que no se trata de una demarcación política como tal. Más bien se trata de una región puede considerarse un círculo de cincuenta kilómetros de diámetro, que abarca porciones de varias provincias de las ciudades como Nevşehir, Aksaray, Niğde, Kayseri ve Kırşehir. La mayor parte de los sitios de interés se encuentran en los pueblos de la ciudad de Nevşehir que son; Acıgöl, Avanos, Derinkuyu, Gülşehir, Ürgüp.
En el año 1985, fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO con una zona protegida de 9.576 hectárea., porque Capadocia se caracteriza por tener una formación geológica peculiar única en el mundo, y por su patrimonio histórico y cultural.

Desde hace miles de años y hasta la actualidad, ha habido siempre asentamientos humanos en la región. Algunas civilizaciones antiguas florecieron aquí, como la hitita, y otras procedieron de civilizaciones europeas o de otras regiones de Asia Menor, y todas ellas han dejado su huella cultural en Capadocia.
Las características geológicas del lugar han dado pie a que sus paisajes se describan a menudo como “paisajes lunares”. La tierra del lugar, llamada toba calcárea, es una mezcla de cenizas, lavas y cemento natural del terreno. Poco a poco, las depresiones fueron desapareciendo, transformando la región en un altiplano. Sin embargo, el mineral que rellenó las depresiones no es muy resistente a la acción de vientos, lluvias, ríos y diferencias de temperatura; por lo que la erosión fue “esculpiendo” los numerosos valles por los que Capadocia es famosa. El terreno ha adquirido formas caprichosas tras diez millones de años de erosión, y de esta forma, los paisajes lunares están llenos de cavernas, naturales y artificiales, muchas de las cuales continúan habitadas.

El material de Capadocia, toba es lo suficientemente blanda para permitir que el ser humano construya sus moradas escarbando en ella, pero a la vez no débil porque resiste unos 20 cm. de grosor una vez excavada, resistiendo a los efectos del tiempo. Así los habitantes de Capadocia en vez de erigir edificios excavaron sus casas para vivir, ciudades subterráneas para utilizar como refugios en los momentos de los ataques de sus enemigos, castillos para vigilar sus movimientos luego para mandar palomas mensajeros o avisando con el humo que se acerca el peligro para esconderse en los refugios de las ciudades subterráneas, algunas tenían hasta siete pisos.
La situación geográfica de Capadocia la hizo encrucijada de rutas comerciales durante siglos, y también objeto de continuas invasiones. Hoy día es una ruta imprescindible para el turismo del país. Capadocia está llena de rincones, sitios de interés y rutas para los amantes del senderismo y aventura. Es difícil hacer un resumen acerca de lo que se puede ver en Capadocia. Desde el pequeño pueblo de Göreme lo mejor es caminar, caminar por los senderos, repletos de maravillas. El paisaje selenita es, posiblemente, de los más bellos y sorprendentes del mundo. Las chimeneas de las hadas crecen por doquier, creando un panorama embriagador.

El senderismo es una actividad (deporte, viaje, hobby, pasatiempo) consistente en caminar por rutas y senderos de particular interés. Esta actividad es particularmente enriquecedora ya que une la cultura y el ejercicio físico en contacto con la naturaleza.

Existen diversos tipos de rutas, las más interesantes o conocidas se realizan en los valles y barrancos de Capadocia que son innumerables. Desde todas partes del mundo viene gente a practicar el senderismo en las altas colinas, para olvidar sus problemas y eliminar el estrés de la vida cotidiana, entrando en las ciudades subterráneas, pasando entre viñas, famosas chimeneas de las hadas y las iglesias rupestres excavadas por las comunidades de los primeros cristianos. La belleza del paisaje lunar y la rica historia de Capadocia nos llevan a otros mundos muy lejos de preocupaciones.

Los fantásticos paisajes de la región de Turquía que antiguamente se llamaba Capadocia son el resultado de un capricho orogénico, en el que ha tomado parte la poderosa acción de los volcanes, la lluvia y el tiempo. Los sedimentos volcánicos que conforman la corteza del suelo de Capadocia han sufrido durante eras la feroz erosión de los elementos climáticos de la meseta Anatolia, creando poco a poco un irreal decorado poblado de formaciones pétreas inverosímiles, más propias del mundo de los sueños que del real. A su vez, los hombres han intervenido para atormentar aún más estos paisajes, horadando sus entrañas para esculpir iglesias y monasterios, acribillando las paredes y suelos de roca para construir laberínticas ciudades subterráneas. La arquitectura rupestre alcanza en la Capadocia su apoteosis.
En Capadocia verás el paisaje desde muchos puntos de vista distintos. Una dimensión la podrás tener entrando en la ciudad subterranea. Otra distinta, entrando en las casas trogloditas o subiendo a las alturas de los castillos excavados en la roca. Pero crees que es todo?…¿y en Globo?, es la tercera dimension a vista de pájaro desde mil metros. Siente el vuelo en globo como una de las experiencias más inolvidables de tu vida y conoce los paisajes de la region de Capadocia, volando encima de un paisaje lunar espectacular.

Ven a Volar

Volar en globo es sentir lo que nunca has sentido. Es vivir el momento, es vivir la emoción. Es dejarse volar. Suave, ligera e imperceptiblemente. Una vez. Y otra. Y otra… Cada vez distinta, cada vez, irrepetible. Pero siempre, a otro nivel. Cualquier descripción del vuelo en globo aerostático se quedará corta en comparación con la experiencia de hacerlo. Imagina volar libremente sin timón, dejándote arrastrar solamente por los vientos y el momento. Vive una travesía romántica en globo aerostático sobre uno de los pueblos mágicos más bellos de Capadocia. Disfruta de la fascinación y el espíritu aventurero que experimentaron los primeros viajeros en globo. Déjate llevar por una sensación única y vive ahora una experiencia que por lo menos se debe vivir al menos una vez en la vida.

Recogida de los pasajeros en el punto marcado de 04.45 a 05.00h (la hora exacta se confirmará en el momento de la reserva). Desde allí, traslado al lugar del despegue. Una vez allí, montaje del globo, primero se llena de aire frío mediante un ventilador y, una vez lleno, se calienta hasta tomar la posición vertical. Sobrevolaremos el entorno natural de Capadocia . Una vez en el aire, seguiremos la dirección del viento, por lo que sabemos donde despegamos pero no donde aterrizamos, esa es la aventura. Pero, no hay problema, por tierra nos sigue la unidad de rescate, con la que estamos en contacto vía radio y mediante GPS, aunque nada mejor que el contacto visual.

En Capadocia, volamos a ras de las copas de los árboles ( albaricoqueros, manzanos ), los pasajeros, generalmente, arrancan hojas o frutos de los árboles. Esto se hace para que tengan sensación de movilidad. Es una sensación parecida a ir en un velero, pero flotando en el aire. Una vez que hayamos aterrizado, después de un vuelo de 60 minutos de duración, tenemos una pequeña celebración, la del Bautismo del Aire. Al pasajero, se le hace entrega de un Diploma, se le bautiza con un nombre aerostático, y se les ofrece una copa de cava.
Después de esta pequeña celebración, se recoge el globo, si el rescate ha llegado, y nos trasladamos al hotel para seguir el programa del día junto al resto del grupo, y dándoles envidia por la experiencia vivida.”